Quienes somos

Iniciando Labores

La Bonga inicia labores en marzo de 1994 como “Tienda La Bonga”, en un área de 50 metros cuadrados. Posteriormente en el año 1997 cambia su objeto y razón social. Se constituye en “Asadero La Bonga”. ¿Por qué la Bonga? Porque el líder del proyecto, sucreño de pura cepa, construyó su casa-local cerca a una frondosa Ceiba que se erguía como símbolo en el Barrio Alto del Rosario de la ciudad de Girardot. En honor a su tierra y a la presencia de la Ceiba en la zona de Cundinamarca y el Tolima le dio a su negocio el nombre con el que los costeños sabaneros conocen a la Ceiba, “BONGA”.

Nuestra Misión

Satisfacer las necesidades y gustos de nuestros clientes trabajando con eficiencia y eficacia para alcanzar los mejores niveles de productividad ofreciendo  carnes asadas a la brasa, pescados y bebidas heladas, cumpliendo con estándares de calidad y buen servicio.

Nuestra Visión

El Asadero la Bonga será en Girardot la empresa líder en el sector, reconocido a nivel nacional como el mejor restaurante de la región por su ambiente familiar, atención al cliente, calidad de sus productos y excelencia en el servicio, destacada por su dedicación en la formación, capacitación y desarrollo de sus colaboradores y el compromiso con el desarrollo sostenible en el municipio de Girardot, buscando hacer presencia en otras ciudades del país. 

Nuestra empresa

La excelente sazón, la calidad y el buen servicio continúan siendo para el líder del proyecto sus principales objetivos. Actualmente se ha fortalecido el equipo de trabajo con el crecimiento de la familia, quienes apoyados en todos estos años de trabajo y perseverancia y la acogida por parte de los girardoteños y turistas que los visitan, han hecho del Asadero La Bonga una empresa con posicionamiento de marca, y reconocimiento a nivel regional. Hoy La Bonga cuenta con un área total de servicio de 700 metros cuadrados. El proceso de producción se lleva a cabo con un variado equipo técnico y humano que permiten dar a sus productos un óptimo proceso de maduración, a partir del empacado al vacío, refrigeración y conservación de las materias primas. Es así como a sólo dos horas de Bogotá y en un clima caliente, los visitantes propios y turistas, encontrarán un sitio con las mejores condiciones para disfrutar de exquisitas carnes asadas a la brasa: churrasco, baby beef, punta de anca, ubre, pollo deshuesado, lomo de cerdo, costillas de cerdo, pescados: bagre frito o en salsa, viudo de capaz, mojarra frita, cazuela de bagre y bebidas servidas a la mesa con abundante hielo. Sus amplias instalaciones y un comedor construido en guadua con cubierta en teja de barro, zona verde y amplia zona de parqueo, le brindan un ambiente agradable y acogedor. Los esperamos.